• (888) 571-1001
  • contact@doylelawfirm.com
  • 3401 Allen Parkway, Suite 100, Houston, Texas 77019

Abogado de Accidentes Offshore

Abogado de Accidentes Offshore

Nuestros abogados de accidentes en alta mar tienen décadas de experiencia en la búsqueda agresiva de casos de lesiones en alta mar y de la Ley Jones.

Trabajar en la industria marítima representa un peligro considerable para los involucrados. La industria marítima es frecuentemente citada por una gran cantidad de lesiones, enfermedades y lesiones fatales. Aún más alarmante, la falta de informes de incidentes de algunos países lleva a un subregistro de muertes y lesiones. La maquinaria pesada y sofisticada, junto con circunstancias a veces impredecibles, crea una combinación peligrosa para accidentes. Los problemas llegan rápidamente y a menudo resultan en consecuencias que alteran la vida. Incluso si los trabajadores hacen todo lo posible para prevenir lesiones personales, enfermedades y muerte, algunos accidentes están fuera de su control. A continuación se presentan algunas de las formas en que pueden ocurrir accidentes en la industria marítima.

Explosiones costa afuera

Las plataformas petroleras, las plataformas de perforación y otras embarcaciones utilizadas para extraer petróleo y gas natural han sido algunos de los lugares de trabajo más mortales en tierra o mar. La naturaleza volátil del petróleo y el gas natural puede hacer que explote y cause estragos en los trabajadores. La alta presión, grietas, fugas, roturas, colisiones y objetos extraños pueden hacer que una tubería libere el material altamente explosivo en un caos ardiente. Los trabajadores pueden sufrir quemaduras graves y lesiones fatales que dejan a las familias atónitas y angustiosas por sus seres queridos. Cuando las compañías petroleras y los trabajadores no cumplen con los estándares de seguridad o los equipos fallan, las explosiones pueden devastar vidas instantáneamente.

Mal funcionamiento del equipo

Las máquinas utilizadas en embarcaciones contienen muchas partes móviles y utilizan tecnología sofisticada. La naturaleza compleja de las máquinas crea un mayor riesgo de mal funcionamiento o falla. Cuando las máquinas no funcionan correctamente, amenazan la seguridad de los trabajadores y pueden provocar lesiones graves.

Equipo defectuoso

La seguridad y la vida de los trabajadores marítimos se confían al equipo que utilizan. Incluso si todos siguen los procedimientos correctos, puede ocurrir un accidente debido a un equipo defectuoso. Las empresas y los fabricantes deben tener mucho cuidado para garantizar que el equipo que proporcionan a los trabajadores haga su trabajo. El equipo defectuoso deja a los trabajadores casi indefensos contra lesiones graves o la muerte que no podrían haber previsto.

Resbalones, tropezones y caídas

La limpieza adecuada siempre es importante cuando se trabaja en alta mar. Mantener una cubierta limpia y libre de obstrucciones permite a los marineros operar de manera segura y eficiente. Se deben tomar precauciones razonables para hacer que la cubierta sea lo más segura posible para evitar resbalones, tropiezos y caídas que pueden causar numerosas lesiones a la tripulación y los pasajeros.

Fallas de seguridad

La limpieza adecuada siempre es importante cuando se trabaja en alta mar. Mantener una cubierta limpia y libre de obstrucciones permite a los marineros operar de manera segura y eficiente. Se deben tomar precauciones razonables para hacer que la cubierta sea lo más segura posible para evitar resbalones, tropiezos y caídas que pueden causar numerosas lesiones a la tripulación y los pasajeros.

Pesca commercial

Los pescadores comerciales lidian con el clima cambiante, los mares agitados, las largas horas, el trabajo agotador y otros peligros en mar abierto. Los trabajadores pueden caerse por la borda, lesionarse a sí mismos u otros, usar mal el equipo, resbalar y sufrir numerosos accidentes. A medida que los trabajadores hacen todo lo posible para apoyar la misión de la embarcación, los propietarios deben tomar medidas razonables para proteger a sus trabajadores. Ya sea que trabaje dentro o fuera de una embarcación comercial, tiene beneficios y protecciones en el resultado de una lesión a bordo de una embarcación de pesca comercial.

Colisiones

Navegar en alta mar requiere habilidad y concentración. Ya sea que un remolcador, un petrolero u otro buque tenga una colisión o una alisión, los resultados pueden ser catastróficos para los marineros. Los barcos se deben navegar con precaución para evitar colisiones con otras embarcaciones, tierra y otros objetos que pueda encontrar. Un cuidado razonable casi seguramente evitará un choque, pero a veces esto no sucede.

Derrames de petróleo

Las explosiones, el envejecimiento, las roturas, la corrosión, las fugas, la presión, los objetos extraños y las piezas defectuosas, entre otras cosas, pueden hacer que una tubería derrame petróleo en el océano. Esto crea un efecto devastador para el medio ambiente y podría dañar a las personas que lo rodean.

Pérdida de dedos o extremidades de máquinas

El trabajo cercano con máquinas, herramientas y otros equipos frecuentes en embarcaciones en alta mar crea un riesgo de lesiones. Los dedos y las extremidades pueden perderse o dañarse y, si no se tomaron precauciones razonables para evitarlo, el empleador o el propietario del barco pueden ser responsables por negligencia

Drogas o alcohol que conducen a accidentes

Los trabajadores marítimos necesitan una mente y un cuerpo claros para navegar por los numerosos peligros de su trabajo. Desafortunadamente, no todos usan el buen juicio. Esta falta de buen juicio puede poner a otros en peligro con su intoxicación por drogas o alcohol. Este comportamiento irresponsable puede conducir a numerosos accidentes, ya sea a compañeros de trabajo u otras personas que entran en el área circundante.

Fallas de grúa

Las grúas se utilizan con frecuencia en la industria marítima para mover materiales pesados. Cuando se rompen, el mal funcionamiento o los errores del operador se enfrentan a un peligro inmenso. La caída de materiales puede dañar o matar y se debe tener cuidado para evitar tales incidentes de manera razonable.

Accidentes de montaje y soldadura

Los trabajadores marítimos, especialmente en el mar, deben realizar numerosos trabajos. Algunos pueden incluir montaje, soldadura o reparación de objetos. A veces, si no se proporciona el equipo o la seguridad adecuados, puede ocurrir una lesión.

Accidentes de remolque de barcazas

Los remolcadores y las barcazas de remolque emplean líneas de remolque pesadas, cables y equipos potentes. Las líneas se desprenden, los trabajadores quedan atrapados o son arrastrados hacia líneas, resbalones, mal funcionamiento de la máquina y otros peligros, lo que hace que trabajar en esas embarcaciones sea muy peligroso. El pequeño tamaño de las cubiertas en comparación con la cantidad de equipos que poseen también crean muchos obstáculos en la cubierta. Los empleadores y los propietarios de embarcaciones tienen la obligación de proporcionar un entorno razonablemente seguro. De lo contrario, los trabajadores pueden lesionarse o morir.

Objetos que caen

Los mares a menudo se mueven de manera impredecible. El constante balanceo y el cambio de dirección aumentan las posibilidades de que los objetos se pierdan y lesionen a las personas. Las máquinas, partes de máquinas, carga y herramientas deben asegurarse con un cuidado razonable. La falta de precaución adecuada podría hacer que se suelten y lesionen a un marino. La alta velocidad y el peso de los objetos sueltos crean un enorme potencial de lesiones graves y muerte. Los propietarios de embarcaciones deben asegurar todos los objetos de la manera más razonable posible contra los elementos del mar. Los trabajadores portuarios con frecuencia trabajan con objetos en movimiento que crean un potencial para que se suelten o golpeen. Se deben tomar precauciones para protegerlos también.

Exposición Tóxica

El transporte de productos químicos y otros materiales tóxicos requiere un cuidado extremo y protección contra la exposición. Se debe priorizar la seguridad de todos los involucrados en el proceso. Para garantizar esto, las empresas deben proporcionar advertencias y capacitación adecuadas a todos sus empleados que puedan encontrar estas sustancias peligrosas. Las compañías también deberían investigar suficientemente los posibles peligros de exposición y crear planes para minimizar el daño en caso de contacto. Es posible que los efectos de la exposición no sean evidentes y que su desarrollo tarde años, pero las empresas aún pueden ser consideradas responsables de poner en peligro a los trabajadores.

Exposición a climas extremos

El clima en el océano se desarrolla rápidamente y pasa implacablemente. Las empresas nunca deben comprometer la seguridad de las tripulaciones y tratar de protegerlas de los elementos en un grado razonable. Cuando una empresa pone a los empleados en un peligro previsible por el clima, puede ser responsable de los accidentes que ocurran. Si su lesión es causada por ciclones tropicales, huracanes, olas, viento, lluvia, aguanieve, temperaturas extremas o cualquier otro elemento natural que podría haberse evitado o mitigado razonablemente, sería prudente contactar a un abogado marítimo experimentado.

Fuego

El fuego en buques en alta mar crea un peligro considerable. La proximidad a las llamas junto con el tiempo y el espacio limitados para operar mejora los efectos. El fuego podría surgir de actividades de perforación en alta mar que encuentran petróleo y gas natural altamente inflamables. Si el fuego surge de una explosión u otro accidente, puede provocar lesiones que alteran la vida y la muerte. Si usted o un miembro de su familia ha experimentado esta tragedia, comuníquese con un abogado experimentado para comprender sus derechos.

Inadecuada seguridad o entrenamiento

El trabajo marítimo requiere habilidades y capacitación especializadas. Las empresas deben capacitar a toda su tripulación para hacer su trabajo de manera segura. Esto podría incluir no saber cómo usar el equipo, trabajar con otros o emplear medidas de seguridad. Si las acciones de otros miembros de la tripulación lo lastiman debido a una seguridad o capacitación inadecuadas, puede tener un caso de negligencia.

Agotamiento o uso excesivo que conduce a accidentes

Trabajar largas horas en trabajos agotadores puede acumularse. A veces las empresas presionan a los marineros para que trabajen más de lo debido. Este exceso de trabajo podría traer agotamiento. Los trabajadores agotados no pueden funcionar a plena capacidad física o mental. Un lapso menor puede crear un accidente mayor. El uso repetitivo de su cuerpo también puede hacer que se descomponga y se lastime a sí mismo en horas extras. Si ocurre un accidente debido al exceso de trabajo o al agotamiento, puede responsabilizar al propietario del barco. El suministro insuficiente de la tripulación sobreestima las habilidades y aumenta el peligro para todos.

Piratería y secuestros

Aunque popularizados en la televisión y las películas, la piratería y los secuestros representan una amenaza real para la industria marítima actual. Los propietarios de embarcaciones deben asegurarse de que la tripulación esté razonablemente protegida y preparada contra posibles piratas o secuestradores. Las empresas a menudo eluden la seguridad de su tripulación en nombre de las ganancias. Si se produce esta negligencia, la tripulación puede responsabilizar a su empresa y recibir daños.

Helicópteros y Accidentes de Transporte

El transporte a instalaciones en alta mar ocurre con frecuencia a bordo de helicópteros. Los choques de estos conducen a numerosas lesiones y son la mayor causa de muerte en la industria. Solo llegar al lugar de trabajo en alta mar es la parte más peligrosa del trabajo según los estudios de los CDC. Las fallas mecánicas, el clima y el error del operador pueden hacer que los helicópteros y otros medios de transporte se conviertan en una experiencia que altera la vida.

Accidentes de cubierta y muelle

Los trabajadores marítimos trabajan en cubiertas, muelles y otras superficies que representan un gran peligro para su bienestar. El agua, los productos químicos y otras sustancias pueden hacerlos extremadamente resbaladizos. Mover equipos y materiales extraviados puede dificultar la maniobra de numerosos obstáculos. Las lesiones graves pueden resultar de un resbalón, tropiezo o caída experimentado por un trabajador. Si los empleadores no mantienen adecuadamente las superficies de trabajo y trabajan razonablemente para evitar incidentes, pueden ser considerados responsables por negligencia.

Accidentes de buceo

El buceo comercial requiere una habilidad y entrenamiento increíbles. Trabajar en un entorno submarino es casi siempre hostil e impredecible. Las lesiones que alteran la vida y la muerte son peligros posibles y siempre presentes. La caída de objetos, la vida marina, las explosiones, el mal funcionamiento del equipo, la visibilidad reducida, el clima y otros peligros pueden crear lesiones.

Accidentes de construcción naval, ruptura y salvamento

Construir, romper y salvar embarcaciones crea numerosos peligros para los trabajadores marítimos. El poderoso equipo utilizado en partes pesadas e inestables del barco puede lesionar o matar fácilmente a los trabajadores. Las partes que se caen pueden hacer que los trabajadores pierdan extremidades, aplastan sus cuerpos y diversas lesiones que alteran la vida. Se debe tener un cuidado razonable para garantizar la seguridad de los trabajadores. Los compañeros de trabajo deben estar bien equipados y entrenados para completar sus trabajos de manera segura.

Accidentes en tierra

Aunque no están expuestos al mar abierto, los trabajadores del muelle aún enfrentan numerosos peligros. El equipo utilizado para cargar y descargar carga, como grúas, elevadores, camiones, carros y carretillas elevadoras, puede golpear, caer o romperse, dejando a los trabajadores en riesgo de lesiones graves o la muerte. Los barcos que chocan contra los muelles y la exposición a productos químicos y al fuego pueden alterar a los trabajadores de por vida.

ABSOLUTAMENTE SIN COSTO A MENOS QUE GANEMOS.

Los abogados de Doyle LLP tienen una vasta experiencia en reclamaciones offshore y entienden numerosas leyes marítimas federales, como la ley de la Ley Jones, que se aplican a reclamaciones offshore. Nuestra firma de Texas trabaja todos los días para ayudar a los clientes a cruzar las fronteras estatales y las fronteras internacionales en sus reclamos por accidentes marítimos. Contacte a un abogado de Longshoreman hoy.

SIN COSTO A MENOS QUE GANES

O LLAMAR (888)571-1001